Cuando me quedé embarazada del primer bebé engordé mucho, aunque luego me los conseguí «quitar». Después del segundo embarazo y consiguiente lactancia materna, me había quedado muy por encima de un peso razonable para mi altura y además, había intentado adelgazar en un par de ocasiones con otras ayudas y no lo había conseguido.

En Noviembre decidí acudir a Nutriplan y tenía un objetivo de peso en mente que Mª José se esmeró en explicarme con paciencia y su buen hacer que no era lo más importante (el peso objetivo, me refiero), que también había que fijarse en cosas como: peso, % grasa corporal, % masa  muscular, % grasa visceral, agua corporal, masa ósea, perímetros: brazo, cintura-cadera,… y efectivamente así era. También le transmití a Mª José que mi problema también es que igual que adelgazo, luego vuelvo a engordar (efecto yo-yo).

De noviembre a marzo adelgacé 10 kg y he mejorado mucho todos los índices relevantes. Ahora mismo estoy en la fase de mantenimiento y la verdad es que por primera vez, he conseguido mantenerme. La verdad es que la fase de «dieta hipocalórica» la he llevado bien (vaya, que no he pasado hambre) y ahora revisado con cierta perspectiva, agradezco que Mª José se ponga tan rotunda con el tema de hacer ejercicio físico de forma periódica. Ahora valoro ese rato del ejercicio físico como mi momento de la semana para cuidarme.

Finalmente considero que lo más importante de este proceso es que gracias al trabajo de Mª José he conseguido  instaurar en mi día a día hábitos alimentarios más saludables que los que tenía antes, de los cuales se benefician también mi marido y mis hijos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta