«Tengo 26 años y he tenido sobrepeso desde los 7-8 años. Pasé una adolescencia llena de complejos e intenté varias veces (sin mucho éxito) perder peso, con el único objetivo de verme mejor y encajar en el estereotipo. En los últimos años mi autoestima mejoró notablemente y mi idea sobre adelgazar fue evolucionando. Pero hace un tiempo comencé a notar que me cansaba y fatigaba demasiado, sentía que mi calidad de sueño no era buena y que casi todos los días acababa (o incluso empezaba) agotada y con dolores corporales.

 
Decidí que no quería seguir así. Esto ya empezaba a ir más allá de lo estético y quería mejorar mi salud. Me di cuenta de que una de las razones por las que no me encontraba bien era probablemente que no me estaba alimentando de manera saludable, pero me sentía perdida porque no tenía las herramientas para mejorar. Así que a principios de verano decidí contactar a Mari Jose. 
 
Desde la primera consulta estuve convencida de que esta vez obtendría resultados. Salí de allí muy motivada, ya con cosas aprendidas y con unos cuantos mitos sobre alimentación y dietas desmontados. Y así fue, perdí unos 11 kg y un 7% de grasa corporal durante el verano. Pero, para mi sin duda lo más importante: siento que por fin estoy aprendiendo a alimentarme de manera saludable, que ya no vivo tan engañada con lo que como o dejo de comer. Estoy aprendiendo también a escuchar a mi cuerpo y a reconciliarme con la actividad física. Me encuentro mucho mejor y con mucha más energía. He comprendido que no lo tenía fácil viviendo en una sociedad en la que lo poco que nos han enseñado sobre alimentación o nutrición o es un mito, o es poco fiable. Y en la que además, lo más accesible es casi siempre lo menos beneficioso para nuestra salud. Darme cuenta de esto ha hecho que el peso que me he quitado de encima no sea únicamente físico, si no que al tener ahora los recursos y algo más de conocimiento sobre el tema, el sentimiento de culpabilidad y por lo tanto la baja autoestima que me acompañaban van poco a poco perdiendo sentido. 
 
Gracias a las consultas con Mari Jose (algunas de ellas a distancia, por lo que también estoy muy agradecida) y a todas las ideas y alternativas que me lanza, ha sido mucho más fácil llegar a la raíz del problema. Creo que eso es esencial si queremos comenzar un cambio y sobre todo, que ese cambio perdure.»
Gracias por todo! 💜
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta