«Me convenció su eslogan. No creo en los milagros, ni en pócimas mágicas. Adelgazar requiere algo de esfuerzo y sacrificio, pero no más que hacer deporte o acudir todos los días al trabajo. Sólo a través del esfuerzo podemos obtener la satisfacción del objetivo cumplido. Lo más importante es ser honesto con uno mismo y no engañarse. A partir de ahí, para mí la ayuda de Marijose fue fundamental, sobre todo sus pautas de alimentación, pero también su ánimo y motivación. En esta dieta he adquirido hábitos de alimentación que espero no perder. Por lo demás, tened en cuenta que toda carrera tiene sus momentos de bajón, pero no dudéis que cuando alcancéis la meta el objetivo habrá merecido la pena. Animo.»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario