Tengo 27 años y hace un par de años sufrí un episodio leve de bulimia. Perdí mucho peso y cuando por fin conseguí salir de la enfermedad me di cuenta de que tenía un pánico horrible a la comida. Mis hábitos alimentarios eran malísimos y lo único que conseguí fue ganar peso. Esto me llevó a verme mal y estar descontenta y triste todo el día. Finalmente un día tomé la decisión de ponerme en contacto con María José, no tanto ya para hacer una dieta si no para mejorar mi relación con la comida y sentirme mejor conmigo misma. Los primeros días no estaba convencida de que fuera a lograr los resultados que yo esperaba, pero según iban pasando las semanas el cambio fue totalmente perceptible. Comiendo mucho más de lo que comía habitualmente estaba consiguiendo bajar de peso y de porcentaje de grasa corporal, a la vez que aumentaba mi músculo, todo estos gracias a las pautas de María José y comiendo alimentos bajos en grasa. Es cierto que hay momentos en los que te desanimas y se hace un poco más duro, pero nada que no se solucione con una charla con María José para darte cuenta de que todo no es tan horrible. En esos momentos mejor apagar la mente y a luchar por los resultados de la semana siguiente.

Ahora mi relación con la comida es totalmente sana, me siento feliz de comer, cenar… y disfrutar de lo que como. Ya no tengo miedo a la comida, ni miedo de enfrentarme a situaciones que antes eran imposibles para mí. He aprendido a diferenciar lo que es sano de lo que no, a comer con control pero sin obsesionarse y lo más importante he aprendido que el peso es una mera cifra, que todos los cuerpos son distintos y cada individuo es único. Por ello os animo a que dejéis de compararos con los demás, seáis vosotros mismos, toméis las riendas de vuestras decisiones y luchéis por lo que queréis.

Con un poco de esfuerzo todo es posible. “ Mens sana in corpore sano “

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario